Compartir
crema Catalana

Crema Catalana: su origen

2 octubre, 2015

El origen de la crema catalana y algunas curiosidades más

La crema catalana es un postre delicioso. Cuando podemos, nos encanta disfrutar de él y es que tiene un olor, un sabor y una textura que son difíciles de igualar, ¿verdad?

Ahora bien, sabemos que es delicioso y que nos encanta, pero ¿qué más sabemos acerca de este excelente postre? En este artículo te desvelamos algunas curiosidades y el origen de la crema catalana.

La crema catalana es conocida también como crema quemada y tiene su origen en Cataluña, como era posible deducir. ¿Cómo nació este postre? Pues de una forma muy curiosa. En el siglo XVIII un obispo hacía una visita a un convento catalán y las monjas quisieron obsequiarle con un flan como postre pero les quedó muy líquido. Ante esta situación, comenzaron a darle al flan algunos toques distintos y el punto final fue añadir azúcar quemado.

Cuando le ofrecieron al obispo el postre, el azúcar aún estaba caliente con lo que este al tomarlo exclamo ‘¡crema!’, que en catalán significa ‘¡Quema!’ y este es el origen de su nombre. (En Cataluña se le suele llamar crema a secas).

Este postre es sumamente característico: se hace con yema de huevo, azúcar, harina de trigo o de maíz y leche aromatizada con canela y piel de limón aunque a veces también se usa piel de naranja. Esta crema incluso se puede usar para rellenar ensaimadas u otro tipo de bollería o pastelería.

Cuando no se usa como relleno se le da un toque final bastante especial: se espolvorea la superficie con azúcar blanca y se quema con una pala de hierro o un soplete. Para finalizar, el postre se sirve en cazuelitas de barro, esto de forma tradicional, aunque también puede servirse en distintos platos de postre. En la cultura popular se trataba de postres caseros que se comían los domingos y días de fiesta.